9 de mayo de 2012

La generación sin futuro


El 17 de abril de 2010, si 2010, abrí este blog para escribir una entrada (durante casi año fue la única entrada de este blog) sobre la juventud, vamos, sobre mis amigos y sobre mi.


En aquella entrada empezaba citando a Sócrates por aquello del “Viejos los de ahora, jóvenes los de antes” que tanto oímos. Hablaba también de la “Generación NI-NI”. Esa que de 2007 a 2010 estuvo tan de moda. Esa que todo el mundo utilizó para criticar a los jóvenes de este país, para insinuar que éramos todos unos vagos y maleantes que solo querían salir de fiesta, emborracharse y llenar las calles de desperdicios. 
Resulta que dos años después la cosa ha dado un cambio, un gran cambio, a peor. Es divertido ver la juventud ha pasado a ser una “prioridad”. El 50% de paro juvenil parece que les ha hecho reflexionar a nuestros políticos. Permítanme dudarlo.



La juventud de este país ha tenido la suerte de pasar por tres generaciones en menos de 10 años, de la “Generación LOGSE” a la “Generación NI-NI” y ahora la “Generación Sin futuro”. Pero a nadie se le ocurrió unir los nombres: LOGSE (un mal sistema educativo) => NI-NI (fomenta el abandono escolar, la incultura y el desconocimiento) => Sin Futuro (Ya me dirán, tontos y mal educados solo tienen dos salidas: políticos o vagabundos).

Aun más cómico ha sido que durante esos dos años algunos insistían en vendernos que cuando un edificio se desmorona, la solución es tan simple como cambiar el color de la fachada. Sobre el rojo pintamos azul, otra vez rojo y ahora todo arreglado con darle una manita de azul. Pero ha llegado el tiempo y los pintores han demostrado ser eso, pintores, nada más. Así que nosotros, los inquilinos deberíamos empezar a pensar:


  • ¿Y si empezamos por arreglar los cimientos? Será la osadía que tenemos los jóvenes, pero creo que la constitución de 1978 debe ser actualizada. Lo que se escribió entonces debe actualizarse, mejorar los errores y afianzar los éxitos.
  • ¿Y si miramos cómo se ha ido deteriorando el edificio? En los últimos 30 años hemos creado un país con más de 300.000 cargos políticos, lo que suma más que médicos, policías y bomberos de toda España juntos.
  • -> ¿Y si reorganizamos la distribución del espacio dentro? El sistema de las autonomías, el de las diputaciones y el de los pequeños ayuntamientos ha fracasado. Es la hora de coger lo mejor de cada uno y buscar un estado federal, con competencias exclusivas para el Gobierno Central, otras para las autonomías y otras para los ayuntamientos (mayores de 3000 habitantes).


Perdamos el miedo a cambiar, probemos nuevas cosas. Porque si algo no funciona, los apaños y chapuzas solo retrasan un poco la rotura y provocan que cuando esta llegue sea aun mayor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario