24 de abril de 2012

Yo también soy de Aragón, 2ª parte



El pasado 29 de diciembre escribía una entrada en el blog dedicada al diputado Chesús Yuste de "la izquierda de Aragón" porque se autoproclamaba la voz de Aragón y de los aragoneses (podéis leerla aquí http://jorgemunozcheca.blogspot.com.es/2011/12/yo-tambien-soy-aragon.html ) y, tras el 23 de abril, me veo obligado a escribir una segunda parte. Esta vez dedicada a un partido político. Chunta Aragonesista (CHA para los amigos).

Campaña CHA "Día Nacional de Aragón"
Con motivo del día de Aragón, desde Chunta se lanzo una campaña bastante curiosa: +ARA. La campaña pretende enseñar a los aragoneses que estamos muy equivocados, incluso a la Unión Europea. Para que vamos a unirnos pudiendo ir cada uno por libre. No cabe duda. De hecho, todos sabemos que es más barato ir 1000 veces a comprar un par de zapatillas 1000 personas que ir una vez, comprar 1000 pares de zapatillas y luego dividir el coste entre las 1000 personas no¿?

Resulta cómico, por no decir esperpéntico, que cuando muchos expertos fuera de España, y cada vez más dentro de ella, hablan de que nuestro modelo autonómico es insostenible. Y lo que es aún peor, favorece la desigualdad entre españoles de una comunidad y otra. Pero vienen los iluminados del neo-nacionalismo aragonés a explicarnos que la salida de la crisis de Aragón no pasa por la fusión de pequeños municipios, la unificación de Sanidad, Justicia y Educación en toda España, la desaparición de provincias, comarcas y otros entes públicos inútiles. Pues no, para ellos pasa por un Aragón foral, con agencia tributaria propia, con el Canto a la Libertad de Labordeta como único himno de Aragón (y eso que personalmente cambiaría el actual por “Somos” de Labordeta, que sí habla de Aragón y los aragoneses), la instauración del aragonés como lengua prioritaria frente el español y otra serie de ocurrencias que solo servirían para aislarnos del resto.


Qué quieren que les diga, a mi no me las dan con queso, son una opción minoritaria que es incapaz de aceptar que pueden estar equivocados y que comenten, encima, la osadía de creerse más aragoneses que el resto.

En fin, que a pesar de ser una clara minoría, tiene la modestia de proclamarse nuestra voz sin nuestro voto. Lo peor de todo, para decir sandeces que ni ellos mismos se creen.





No hay comentarios:

Publicar un comentario