29 de diciembre de 2011

Yo también soy de Aragón

Desde que el otro día escuche al reestrenado diputado de “La izquierda de Aragón”, la coalición de CHA e IU, en el congreso autoproclamarse la voz de Aragón y de los aragoneses en el congreso llevo en mi cuerpo una mezcla de molestia estomacal, indignación y sorpresa. Parece que, poco a poco, empieza a llegar a nuestra tierra el nacionalismo. El regionalismo se va quedando pequeño para repartir entre dos partidos políticos y ahora es fundamental potenciar la cultura aragonesa frente a la “naciolización españolista” a la que desde Madrid nos tienen acostumbrados.
Por mucho que al señor Chesús Yuste le moleste, soy uno de esos más de 640.000 aragoneses que no le consideraron su representante. Ese 90% que decidió que otra voz fuera la que representara a Aragón en el Congreso. Creo en que el desdoblamiento de la N-232 no es un problema de Aragón es un problema de todos los españoles porque allí cada poco tiempo pierden la vida gente cuando se podría evitar de manera inmediata liberando la Ap-68. Creo que el aeropuerto de Huesca y el de Teruel son un error y que la TCP es un beneficio para toda España, para todos. Creo que la solución no es más Aragón, es menos división y más un “Todos a una” como diría Lope de Vega. Por eso quiero recordarle, estimado diputado, que por favor recuerde que usted no es más Aragón que yo y que la próxima vez que intervenga no olvide que no tiene ningún derecho para apropiarse la voz de Aragón. Es una cuestión sencilla, olvide lo que le gustaría ser y sea lo que es. Haga su trabajo, se lo debe a 75.000 votantes, pero deje su ego aparte y no hable por mí, gracias. Preocúpese de mejorar el bienestar de las personas, que no importe donde nacen o pacen, que estén donde estén tengan los mismo derechos y las mismas obligaciones. Jorge Muñoz Checa

Publicada en cartas al director de Heraldo de Aragón en la edición del 8 de enero de 2012

  1. http://www.upyd.es/contenidos/noticias/104/74017-Yo_tambien_soy_de_Aragon

No hay comentarios:

Publicar un comentario